DEFINICIÓN, IMPLANTACIÓN Y MANTENIMIENTO DEL MÉTODO


Una vez se ha desarrollado la evaluación del método ideado (una de las herramientas más importantes de evaluación corresponde al muestreo de tiempos) y se ha determinado que este representa la optimización respecto a costos y beneficios que el proceso requiere, se procede a abordar la fase final del estudio de métodos, es decir, la fase de definición, implementación y mantenimiento del método propuesto.

Esta fase corresponderá a establecer un método acorde con la filosofía de mejoramiento continuo.


DEFINICIÓN DEL MÉTODO MEJORADO


Respecto al método mejorado es sumamente importante que este sea definido de manera cuidadosa. En todas las operaciones que no


se ejecuten con máquinas herramientas de tipo uniforme o con maquinaria especial que se base en el control numérico del proceso y los métodos, es imperativo consignar por escrito las normas de ejecución, es decir, generar un manual de instrucciones del operario, cuyos propósitos son:

1. Deja constancia del método mejorado, con todos los detalles necesarios que pueda ser consultada posteriormente.

 

2. Puede utilizarse en el proceso de exposición del nuevo método a la dirección, a los supervisores y a los operarios. Informa a quienes pueda interesar, y entre ellos a los ingenieros de la fábrica, acerca de los equipos que se precisa o de los cambios en el layout de la planta que altere la disposición de las máquinas y/o los lugares de trabajo.

 

3. Facilita la formación o readaptación de los operarios, que la pueden consultar hasta que se familiarizan por completo con el nuevo método.

 

4. En ella se basan los estudios de tiempos que se hacen para normalizar los procesos, aunque los elementos que se consignen en ella pueden no ser los mismos que se descompongan en el estudio de tiempos.

La hoja de instrucciones indica en términos prácticos los métodos que debe aplicar el operario para la ejecución de las operaciones. Regularmente se necesitan tres tipos de datos:

 

1.  Herramientas y equipos que se utilizarán; y condiciones generales de trabajo.

 

2. Método que se aplicará. El grado de detalle es una variable dependiente de la naturaleza de la tarea y del volumen probable de producción. Por ejemplo si la actividad ocupará a varios operarios durante un periodo de tiempo considerable, la hoja de instrucciones debe explicar hasta el menor detalle, incluso los movimientos de clase 1.

 

3. Un diagrama de la disposición del lugar del trabajo y probablemente un croquis de las herramientas, plantillas y dispositivos de fijación especiales.

La siguiente ilustración representa una hoja de instrucciones básica para una operación de corte de tubos de vidrio.

Proceso: OIT; Formato: www.ingenieriaindustrialonline.com
Proceso: OIT; Formato: www.ingenieriaindustrialonline.com

Además, vale la pena recordar que los tipos de diagramas abordados en la etapa de registro de la información, en este caso los propuestos son un soporte clave de la definición del método.



IMPLANTACIÓN DEL MÉTODO MEJORADO


La fase de implementación representa uno de los más grandes retos del especialista encargado del estudio de métodos, pues de sus dotes personales depende el éxito en la puesta en marcha de las mejoras definidas. Es importante valorar la cooperación activa de la dirección, los sindicatos y los supervisores, además de la capacidad personal de explicar de manera clara y sencilla lo que propone. La implementación del nuevo método puede dividirse en cinco (5) etapas:

1. Obtener la aprobación de la dirección

 

2. Conseguir que acepte el cambio el jefe del departamento o del taller

 

3. Conseguir que acepten el cambio los operarios y sus representantes

 

4. Enseñar el nuevo método a los trabajadores

5. Seguir de cerca la marcha del trabajo hasta tener la seguridad de que se ejecuta como estaba previsto.

 

Si es el caso en el que se propongan cambios respecto al número de trabajadores empleados en la operación (como suele ocurrir), deberá consultarse lo antes posible a los representantes de los trabajadores (en el caso de que existiesen).

 

Para terminar, es importante que previo a la implantación de un nuevo método se instruya tanto a directores, supervisores y empleados acerca de lo que significa un estudio del trabajo, dado que la gente estará más dispuesta a aceptar la idea de un cambio, si sabe y comprende lo que va ocurriendo en el proceso del estudio.


MANTENIMIENTO DEL MÉTODO MEJORADO


El proceso de mantenimiento parte del reconocimiento de la naturaleza humana de apartarse de las normas establecidas de manera reciente. Como ingenieros industriales serán muchas las veces en las que se encontrarán con situaciones en las que al intentar efectuar un estudio de tiempos, el método seguido por los operarios no corresponde ya al método especificado en el estudio del método porque se le infiltraron elementos nuevos, hecho que se puede prevenir con una actitud vigilante por parte del especialista y en su momento el supervisor y/o jefe de línea. Las nuevas mejoras no deberán excluirse, por el contrario deberán debatirse y dado el caso aplicarse de manera "oficial".

El procedimiento para mantener un nuevo método depende de la relación existente entre el especialista en métodos y el sector de la empresa en donde se ha implantado el método. En el caso en que el especialista se encuentre vinculado de forma permanente con el sector en el cual se realizó el estudio, este podrá realizar el seguimiento al método aplicado. En el caso en el que el especialista debe pasar de un sector a otro (o de una empresa a otra), se requiere del establecimiento de un sistema formal de control o de verificación, como es el caso de las revisiones periódicas del método.