COSTOS DE PRODUCCIÓN


Los costos de producción, la productividad y el precio del producto son los tres factores más importantes en la determinación de la cantidad de productos o servicios que una organización está dispuesta a ofrecer en un mercado. Los costos se definen como el valor sacrificado para que una organización mantenga y consiga los recursos necesarios para la producción de bienes y servicios que necesariamente generan un 

beneficio futuro, así como los ingresos que debe proporcionar, a los proveedores de recursos, por el uso de los factores de producción.


TIPOS DE RECURSOS


Definimos el costo como el valor sacrificado para el sostenimiento o la consecución de un recurso, recursos que en una compañía pueden clasificarse en:


  • Recursos fijos: Conjunto de recursos cuya cantidad no puede ser modificada por la organización en un corto plazo, y que pueden soportar volúmenes diferentes de producción. Ej. Las edificaciones e instalaciones, el personal administrativo, la maquinaria y el equipo, es decir toda la denominada “capacidad instalada”. Se sintetiza que los costos asociados a los recursos fijos son: fijos en cantidad y variables por unidad.
  • Recursos variables: Conjunto de requerimientos necesarios para la producción que varía directamente en función de su volumen. Como son los insumos y materias primas, trabajadores, energía. Se sintetiza que los costos asociados a los recursos variables son: variables en cantidad y fijos por unidad.

COSTOS EXPLÍCITOS Y COSTOS IMPLÍCITOS

En economía para la obtención del beneficio económico se hace una distinción entre dos tipos de costos, estos son los costos explícitos y los implícitos. Los pagos monetarios que una empresa hace a quienes no son propietarios de la empresa por los recursos que suministra como sueldos, combustibles, materias primas etc. y que son costos por los cuales existe una factura, se denominan costos explícitos.

 

Mientras tanto, los costos implícitos son aquellos costos de los insumos de propiedad de la empresa que son empleados en su proceso de producción por los cuales no se realiza un pago en efectivo; muchas veces pasan desapercibidos en el proceso de la toma de decisiones. Omitir los costos implícitos es un frecuente y gran error que se percibe usualmente en las pequeñas y medianas empresas y que sin duda pueden afectar la sostenibilidad del negocio. Esos costos se deben estimar a partir de lo que esos recursos podrían generar en su mejor empleo alternativo, puesto que tales recursos no son gratuitos, tienen un costo de oportunidad. De ahí que el concepto de costo implícito está relacionado con costo de oportunidad.

 

Ejemplo:

 

 

 

Una pyme paga $3'500.000 en sueldos al mes, y $500.000 en arrendamientos. El propietario de la pyme trabaja en la empresa y no tiene un salario incluido en la nómina de la empresa, sin embargo si él se empleara en otra compañía recibiría máximo $1'500.000 de sueldo. Además, si el propietario de la compañía decidiera trabajar en otro lugar, la compañía precisaría de la contratación de un recurso que cumpliera con las funciones que desempeñaba éste, hecho que afectaría el costo.


 

 

Costos explícitos

Sueldos = $3'500.000

Arrendamientos = $500.000

 

Costos implícitos

Sueldos = $1'500.000

 

 

Si asumimos que los ingresos totales por la venta de lo producido son de $6'000.000, la utilidad pura sería de $500.000. Una persona que no tenga competencias en el tema diría que sus utilidades son de $2'000.000. Estos costos deben tenerse en cuenta para la toma de decisiones sobre las diferentes alternativas que debe considerar una persona, como por ejemplo continuar con el negocio, emplearse, etc.


BENEFICIO ECONÓMICO Y BENEFICIO CONTABLE

Aunque los economistas y los contadores divergen del uso del término beneficio, el ingeniero industrial en la consideración de los factores que afectan la producción debe tener total claridad acerca de a que se refiere cada uno de ellos. El beneficio contable es el ingreso total menos los costos contables o explícitos mientras para los economistas el beneficio es el ingreso total menos los costos explícitos e implícitos, incluido en éstos últimos el beneficio normal del empresario. El beneficio que se obtiene después de cubrir ambos costos se denomina beneficio puro o beneficio económico.



COSTOS TOTALES, VARIABLES, FIJOS Y DE OPORTUNIDAD

Los costos totales incluyen la suma de todos los costos que están asociados al proceso de producción de un bien, o a la prestación de un servicio, por lo tanto entre mas se produce mayor será el costo en el que se incurre. Los costos totales se dividen en dos componentes: costos fijos y costos variables.

 

 

Costos Totales (CT) = Costos Fijos (CF) + Costos Variables (CV)


COSTOS VARIABLES

Los costos variables son la parte de los costos totales que varían en el corto plazo según cambia la producción. Provienen de todos los pagos aplicados a los recursos que varían directamente en función del volumen de producción; es decir, el valor de las materias primas que se utilicen en función del número de productos, la energía consumida, los salarios pagados al personal de producción y en general cualquier tipo de gasto que igualmente puede variar en función de lo producido.

COSTOS FIJOS

Los costos fijos son parte de los costos totales que no varían en el corto plazo con la cantidad producida. Incluyen todas las formas de remuneración u obligaciones resultantes del mantenimiento de los recursos fijos de la producción que se emplean en una cantidad fija en el proceso productivo. Los costos fijos deben pagarse aunque la empresa no produzca y no varían aunque varíe la producción, permaneciendo constantes para un volumen establecido de productos o servicios, como el alquiler o la renta que se paga por las instalaciones, los sueldos del personal administrativo, las primas del seguro contra incendio, terremoto, etc. Los gastos que no varían con el nivel de producción, se denominan costos fijos totales (CFT).

COSTO DE OPORTUNIDAD

La capacidad de elegir entre dos o más alternativas es lo que da origen al costo de oportunidad, éste se define como el valor de un recurso en su mejor uso alterno. Cuando se refiere a la elección que debe hacer el consumidor entre diversas alternativas para la satisfacción de sus necesidades se entiende como costo de oportunidad, al valor de la alternativa perdida que no se eligió.

 

Por ejemplo, el costo de oportunidad de tener una cantidad de ítems en inventario en el almacén de repuestos en lugar de tener éste dinero en el banco, es el interés mensual que puede generar dicho monto.


COSTEO POR ABSORCIÓN

Uno de los métodos para el cálculo de la utilidad operacional que evidencian el comportamiento de los costos en detalle es el denominado costeo por absorción, el cual se calcula como en el siguiente ejemplo:

Inventario Inicial de Materia Prima $   25'000.000
(+) Compra de Materia Prima $   45'000.000
(=) Disponible de Materia Prima $   70'000.000
(-) Inventario Final de Materia Prima $   15'000.000
(=) Consumo de Materia Prima $   55'000.000
(+) Mano de Obra Directa $   15'000.000
(+) Costos Indirectos de Fabricación $     7'000.000
(=) Costo de Producción $   77'000.000
(+) Inventario Inicial de Producto en Proceso   $   30'000.000
(=) Producción Disponible $ 107'000.000
(-) Inventario Final de Producto en Proceso $   20'000.000
(=) Costo de Artículos Terminados $   87'000.000

(+) Inventario Inicial de Producto Terminado

$   45'000.000
(=) Disponible de Artículos Terminados $ 132'000.000
(-) Inventario Final de Producto Terminado $   22'000.000
(=) Costo de Ventas de Artículos Vendidos $ 110'000.000

Luego, 

Ingresos por Ventas  $220'000.000
(-) Costo de Ventas de Artículos Vendidos           $110'000.000 
(=) Utilidad Bruta  $110'000.000
(-) Gastos de Administración y Ventas  $ 25'000.000
(=) Utilidad Operacional  $ 85'000.000