FACTOR DE RIESGO ELÉCTRICO


El estudio de los riesgos, la electrofisiología y la prevención de accidentes eléctricos demanda la comprensión de varios conceptos técnicos y médicos. Se define entonces el riesgo eléctrico como la probabilidad de ocurrencia de un efecto fisiopatológico resultante del paso directo o indirecto de una corriente eléctrica externa a través del cuerpo. Comprende tanto contactos directos como indirectos, y corrientes unipolares y bipolares.

Contextualizando, de los individuos que han experimentado descargas eléctricas se dice que han sufrido electrización; y el término electrocución se reserva para casos seguidos de muerte. De la misma forma que alcance de rayos se define como sacudidas eléctricas mortales a causa de los rayos.

 

Para que un riesgo eléctrico tenga lugar a materializarse se precisa que:


  • El cuerpo humano sea conductor
  • El cuerpo humano pueda formar un circuito
  • Exista diferencia de tensiones entre dos puntos de contacto

Cuando a través del cuerpo humano circula corriente eléctrica, ésta se comporta como una resistencia y de acuerdo con la ley de Ohm la intensidad de corriente que pasa vendrá dada por la fórmula:

I = Intensidad de corriente que pasa por el cuerpo humano (Amperios)

V = Tensión de contacto existente entre el puntos de entrada de la corriente y el de salida (Voltios)

R = Resistencia que opone el cuerpo al paso de la corriente (Ohmios)



FACTORES QUE INTERVIENEN EN EL RIESGO ELÉCTRICO

INTENSIDAD DE LA CORRIENTE QUE PASA POR EL CUERPO HUMANO

Está demostrado que es la intensidad que atraviesa el cuerpo humano y no la tensión la que puede ocasionar lesiones debido a la materialización del riesgo eléctrico. De éste factor se distinguen dos conceptos fundamentales:

  • Umbral de percepción: Valor de la intensidad de corriente que una persona con un conductor en la mano comienza a percibir (ligero hormigueo) Se ha fijado para la corriente alterna un valor de 1 mA.
  • Intensidad límite: Máxima intensidad de corriente a la que la persona aún es capaz de soltar un conductor. Su valor para corriente alterna se ha fijado experimentalmente en 10 mA.

TRAYECTORIA DE LA CORRIENTE ELÉCTRICA POR EL CUERPO HUMANO

Las consecuencias de un accidente eléctrico dependen de los órganos del cuerpo que atraviese la corriente eléctrica a su paso. Estudios determinan que las mayores lesiones se producen cuando la corriente eléctrica a través del cuerpo circula en dirección:

  • Mano derecha - Pie izquierdo
  • Mano izquierda - Pie derecho
  • Manos - Cabeza
  • Mano derecha - Tórax - Mano izquierda
  • Mano - Brazo - Codo
  • Pie derecho - Pie izquierdo

NATURALEZA DE LA CORRIENTE

Según la naturaleza de la corriente se puede determinar el impacto de un accidente eléctrico:

  • Corriente alterna: La superposición de la frecuencia al ritmo circulatorio produce alteración (espasmos, fibrilación entre otros). Las altas frecuencias suelen ser menos peligrosas que las bajas frecuencias.
  • Corriente continua: No es tan peligrosa como la corriente alterna aunque puede generar daños graves considerando la intensidad del paso y mayor tiempo de exposición. Su mayor efecto es el calentamiento, aunque puede generar efecto electrolítico.

RESISTENCIA ELÉCTRICA DEL CUERPO HUMANO

La resistencia eléctrica del cuerpo humano depende de múltiples factores:

  • Tensión aplicada
  • Edad
  • Sexo
  • Estado de la superficie de contacto
  • Humedad
  • Trayectoria de la corriente
  • Alcohol en la sangre
  • Presión de contacto

Según estudios científicos se pueden considerar los siguientes valores de referencia:

  • Valor máximo: 3000 Ohmios
  • Valor medio: 1000 a 2000 Ohmios
  • Valor mínimo: 500 Ohmios

Nota: La piel húmeda o mojada disminuye la resistencia.

EFECTOS QUE PUEDE CAUSAR UN ACCIDENTE ELÉCTRICO


EVALUACIÓN DEL RIESGO

Ante la existencia de un riesgo específico como el eléctrico que generalmente se deriva de las deficiencias existentes en las instalaciones y/o equipos, para los cuales existen una reglamentación y normativa se considera que no es necesario realizar una evaluación toda vez que el cumplimiento de las correspondientes normativas debe presuponer que el riesgo se encuentra controlado.

 

En este caso será suficiente realizar inspecciones de seguridad cuyo objetivo sea el detectar incumplimientos con la normativa de aplicación para su inmediata atención.


TÉCNICAS DE SEGURIDAD Y PROTECCIÓN

La operación adecuada de las instalaciones eléctricas exige que la maquinaria, el equipo y las líneas y circuitos eléctricos estén protegidos de los peligros causados tanto por factores internos (es decir, que surgen dentro de la instalación) como externos, y el conocimiento de las causas específicas que puedan derivar en un accidente eléctrico es fundamental para la prevención de los mismos. Por lo tanto, la primera medida de carácter preventivo consiste en identificar algunas de sus causas específicas:

  • Tensiones excesivas
  • Cortocircuitos
  • Modificación de la forma de onda de la corriente
  • Inducción
  • Interferencia
  • Corriente excesiva
  • Corrosión que provoca fugas de corriente eléctrica a tierra
  • Calentamiento de materiales conductores y aislantes
  • Fugas de líquidos aislantes
  • Generación de hidrógeno o de gases que provoquen mezclas explosivas
  • Factores mecánicos como caídas, golpes o vibración
  • Factores físicos como radiación
  • Viento, hielo y rayos
  • Vegetación
  • Individuos inconscientes de los riesgos y procedimientos
  • Comportamientos inseguros

Una vez conocidas las causas específicas que pueden materializar el riesgo será conveniente revisar la aplicación de las siguientes medidas:

  • Utilización de relés de tensión y descargadores
  • Utilización de sensores en los sistemas protectores
  • Separaciones de circuitos a tensiones diferentes
  • Códigos de colores
  • Utilización de equipos de protección contra interferencia electromagnética
  • Unión equipotencial
  • Puesta a tierra
  • Disyuntores
  • Elementos de protección personal
  • Procedimientos operativos estándar